domingo, 18 de octubre de 2015

Qué difícil

Qué difícil es no verte,
y qué duro no besarte,
qué dolor no acariciarte,
y qué triste no tenerte…
Qué dulzura contemplarte,
qué gozo mil besos darte,
qué suavidad el tocarte
y entre tus brazos mecerme…
¡Ay, cómo amarte quisiera,
que estoy de tu amor celoso!
Pues no hay nombre más hermoso
ni existe mujer más bella
que el de madre y quien lo lleva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada