miércoles, 14 de octubre de 2015

No puedo, madre...

No puedo irme a dormir si en ti no pienso,
no puedo,
que el corazón me late fuerte
y quiero
cerca de mí tenerte…
No puedo ni un segundo estar sin verte,
no puedo,
que de tal modo tu rostro me encandila
que quiero
dejar grabada tu belleza en mis pupilas…
No puedo respirar sin tus aromas,
no puedo,
que rosas y jazmines y mil flores
sólo bromas
parecen comparado a tus olores…
Y quiero que me beses y no dejes,
te lo ruego,
de darme la dulzura de tus besos,
que muero sin consuelo si me faltas
porque te quiero, madre,
¡Cómo te quiero!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada