lunes, 12 de octubre de 2015

El canario y la rosa

El perfume del rosal
anda buscando su olor,
porque dicen que han sentido
un aroma perfumado
que hace envidiar a su flor.
Y un canario sin descanso
vuela buscando un sonido,
porque dicen que han oído
una melodiosa voz
que le hace sombra a su trino…
Cogió el canario en el pico
la rosa que te envidiaba
y arribando a tu ventana
sólo pudieron decir:
“De aquí no podemos ir,
que no hay en el mundo rosa,
que esta mujer tan hermosa,
ni canción más melodiosa,
que su voz poder sentir”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario