sábado, 11 de agosto de 2012

Mi Jesús y mi Todo


Me parte el alma que te me apartes
cuando, cegado, pido mi parte,
y si no fuera porque me amas
te alejarías sin perdonarme…
Y yo, empeñado, mi vida empeño,
por nada y menos vendo mi alma,
tratas y tratas de hacer el trueque:
no ser y ser, muerte por vida,
tomas mi mano, curas mi herida,
y con tu sangre firmas el trato .
Sales perdiendo y yo ganando,
pues de mi vida ya no eres parte,
que ya no tiene partes mi alma:
Toda ya es tuya, ven a tomarla,
Tú eres mi todo, yo no soy nada…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada