jueves, 2 de marzo de 2017

Personas v/s sentimientos

Cuando la "emotividad" y los "sentimientos religiosos" son el criterio para medir el valor de una Misa o una blasfemia, es claro que no se tiene en cuenta que aquí no se ofenden sentimientos sino personas: Jesucristo, la Virgen, los cristianos... Si ofenden un sentimiento, pueden estar tranquilos, que los que ofenden sentirán lo suyos y los ofendidos ya sentirán otra cosa... Si una Misa es buena porque es emotiva, ya me *emotivará* una película, y además me divertiré... Estamos viviendo en Matrix...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada